miércoles, 14 de enero de 2009

Chocolate Artesanal

Maria Cruz se dedica a la elaboracion de chocolate artesanal desde toda la vida. Su madre le enseño el oficio, pero actualmente ella no tiene a quien transmitirselo porque "a los jovenes de hoy ya no les interesa", segun cuenta ella. Reside en el Canton Piedra de Moler, de la Colonia Entre Rios, en las cercanias de Nahulingo, al occidente de la capital.


El chocolate se elabora a base de la semilla del cacao, cada fruta posee entre 20 y 50 semillas en su interior. El chocolate, del náhuatl Chocolhaa o agua (haa) amarga (Chocol), era preparado por los mayas y los toltecas, quienes lo usaban como brebaje, pero que distaba de ser el que actualmente consumimos. Lo preparaban hirviendo en agua los granos de cacao molidos y lo mezclaban con harina de maíz, diversas especias o miel.


Para preparar el chocolate, primero se cocinan las semillas y luego, con una piedra de moler, se machucan para quitarles la cascara. Algunos historiadores dicen que Colón, en uno de sus viajes, lo hizo conocer en Europa, otros dicen que en 1519, cuando Hernán Cortés llegó a Tenochtitlán, capital del imperio azteca, probó una bebida amarga que allí se consumía, que se hacía con las semillas del cacao, desconocido en Europa. A su regreso llevó semillas de Cacao a España.


Las siguiente fase del proceso, consiste en agitarlos en una batea, para asi separar el grano de la cascara. Según cuenta una leyenda azteca, el Dios Quetzacoatl era el jardinero del paraíso y allí cultivaba el cacahuaquahilt, que a su vez era el árbol que brindaba el vigor y la fortuna. De sus semillas se podía hacer el chocolate que era una bebida reservada a los príncipes. Como los aztecas no conocían el azúcar, según dice esa misma leyenda, preparaban el chocolate con el pimiento conocido como chili.


Luego de limpiar la semilla, se prepara la mezcla de azucar, la medida es de 6 a 1, por ejemplo, 6 libras de azucar por una de semilla de cacao. La semilla en si, a pesar que huele a chocolate, tiene un sabor amargo, de ahi la cantidad de azucar para endulzar. El nombre científico que recibe el árbol del cacao o cacaotero es Theobroma cacao L . El nombre científico en griego significa 'alimento de los dioses'; pero cacao viene del maya Ka'kaw. El nombre científico lleva añadida al final una abreviatura botánica convencional; en este caso L., que es la inicial del apellido del naturalista sueco que clasificó la planta, C. Linneo.


Se le añade una nuez moscada para evitar que caiga pesado al estomago, y canela. Hernán Cortés escribió a su rey Carlos I de España lo siguiente respecto del cacao: "es un fruto como de almendras que venden molida y tiénenla en tanto que se trata por moneda en toda la tierra y con ella se compran todas las cosas necesarias".


Luego se mezclan los ingredientes y se lleva al molino. De acuerdo con la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maìz(Ixim) por la diosa Xmucané. Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios de perros y otros animales con marcas pintadas de chocolate, ofrendas de cacao, plumas, incienso e intercambios de regalos.


En el molino, se coloca la mezcla en la tolba y ya sale la pasta de chocolate. Los aztecas adaptaron la misma leyenda anterior a su manera: El dios Quetzalcoatl(representado por los mortales como 'la serpiente emplumada') bajó de los cielos para transmitir sabiduría a los hombres y les trajo un regalo: la planta del cacao. Al parecer, los otros dioses no le perdonaron que diera a conocer un alimento divino y se vengaron desterrándolo: fue expulsado de sus tierras por el dios Txktlpohk. Otra versión cuenta que Quetzalcoatl era un dios bondadoso que estaba enfrentado a Tezcatlipoca, el dios cruel; este pudo más que él y lo condenó al destierro. Sea como sea la historia, lo cierto es que antes de marcharse prometió volver por donde sale el sol en el año ceacatl, según el calendario azteca, lo que luego se asoció con la llegada de Hernán Cortés.


Edgard Alexander Cristales, de 11 años y quien es hijo del dueño del molino, disfruta del resultado agarrando parte de la mezcla que sale del molino. Al ver que los granos de cacao se usaban como moneda y que los aztecas atribuían a la bebida de cacao virtudes reconstituyentes y afrodisíacas, Hernán Cortés decidió explotarlo comercialmente. Creó plantaciones en México, Trinidad y Haití, e incluso en una isla de África occidental. Desde esa isla, el cultivo del cacao se extendió a Ghana en 1879.


Al final del proceso, se moldea la pasta y se le da forma de tabletas, que son luego envueltas en papel de empaque para venderlas al publico.

15 comentarios:

Sara dijo...

Que bonitas fotos, representativas de un precioso y dulce oficio, por lo que veo duro y laborioso ¡y ya sabes! que las generaciones de ahora quieren todo rápido, fácil y que no cueste esfuerzo, de ahí que estén desapareciendo profesiones dignas y bonitas como es ésta por ejemplo, pero la modernidad manda y se impone cada vez más cruelmente,pero ya estamos pagando el precio de tanto ¿adelanto? jajajayja.
Que bonito has hablado de un manjar como es el chocolate y sus chocolateras.
Un abrazote para ti y los tuyos lleno de dulzor de chocolate.

William Alexander López dijo...

Que tal Juan , ya voy a actualizar la dirección porque me acuerdo que dijiste que sólo aquí vas a publicar verdad ?

Mira que interesante el proceso del chocolate.

Te deseo un buen año ( un poco atrasado ) y que todo lo desarrolles con éxitos.

Saludos

YO dijo...

Sin duda, el cocholate es uno de los mas deliciosos manjares probados por el hombre..yo personalmente, soy chocolateadicto desde que era pequeño...me encanta!..saludos.

Carrizo dijo...

Hola.

Un reportaje muy interessante a leer - un reportaje completo.

Un abrazo.

Carmen dijo...

A mi me encanta el chocolate y todos los días tengo te tomar aunque sea un poco.

No sabía la historia de este manjar ni su elaboración. Gracias por compartirla.

Un beso y que tengas un lindo fin de semana

juan quintero dijo...

Sara: Uno realmente no imagina lo laborioso que es producir artesanalmente el chocolate (y creo que muchas otras cosas), pero si seria bueno tener un equilibrio en los procesos, tanto modernos como artesanales. Es una lastima que los jovenes no quieran saber sobre este tipo de cosas (sueno como que fuera ya viejo), hay algunos que hasta les dan pena sus raices. Un dulce y fuerte abrazo para ti.

William: Por razones personales solo aca voy a estar publicando viejazo, gracias por los buenos deseos de año nuevo, mas vale tarde que nunca, saludos compadre.

Yo: No soy muy adicto pero definitivamente el chocolate es de lo mejor.

Carrizo: Gracias por el comentario amigo, un abrazo.

Carmen: Gracias Carmen, Feliz fin de semana para ti tambien.

george dijo...

Que bueno me encanta el chocolate y cuanto mayor sea el porcentaje de cacao mejor.
Un abrazo

juan quintero dijo...

George: Creo que he encontrado otro fanatico del chocolate, saludos amigo.

Ripley dijo...

hola Juan, conocia la historia que relatas pero me ha encantado acompañarla de tan buenas imagenes, es una pena que estas cosas, estos trabajos se acaben perdiendo y diluyendose en la nada de los procesos industriales. te dejo un fuerte abrazo

juan quintero dijo...

Ripley: Gracias, para mi fue una sorpresa encontrarme con el proceso artesanal del chocolate, porque no tenia idea de lo trabajoso que resulta. Es una lastima que todo esto se pierda por nuevas corrientes, y es una pena que los jovenes de hoy no se interesen por conocer su cultura, sus raices, hasta verguenza les da que la gente sepa de donde provienen. Un fuerte abrazo amigo.

Carmen dijo...

Pasaba por aquí y he entrado para desearte un buen fin de semana

Un besito

juan quintero dijo...

Gracias Carmen, feliz fin de semana para ti. Un abrazo.

nohemi ruiz flores dijo...

hola , muy interesante el reportaje y la verdad muy laborioso lo cual me hace disfrutar mas el chocolate ta que soy muy chocolatera y cuando tengo oportunidad lo disfruto ...

maria ramirez dijo...

Hola! muy interesante aporte, yo si estoy interesada en aprender mas sobre la elaboracion del chocolate en tablilla, me encantaria saber como puedo aprender, mi correo es: reganree@hotmail.com estare esperando una respuesta

Anónimo dijo...

Nuestras calurosas felicitaciones desde Argentina. El blog está muy bien compaginado, el texto es muy claro y las fotos son hermosas.
Saludos de HCR
PD: se escribe tolva, no tolba