lunes, 4 de agosto de 2008

Cosplay: Retratos

En la Universidad, José Simeón Cañas (UCA) se realiza dos veces por año la convención de anime y cosplay, Yume No Tsubasa. En dicho evento puedes ver como una pequeña porción de Japón se translada a nuestro país, El Salvador.

El cosplay etimológicamente del inglés costume play, juego de disfraces, consiste en disfrazarse de algún personaje (real o inspirado) de un manga (tira cómica japonesa) anime (animación japonesa) película, libro, videojuego, o cantantes y grupos musicales e intentar interpretarlo en la medida de lo posible. Aquellos que siguen esta práctica son conocidos como cosplayers, siendo para ellos una de sus principales aficiones.

El fenómeno del cosplay surgió sobre los años 70 en los Comic Market de Japón, , que se celebran en Odaiba (Tokio) lugares de compra/venta de Dôjinshi. Este evento sigue realizándose actualmente. Allí, grupos de japoneses se vestían de sus personajes favoritos de mangas, animes y videojuegos. Así pues dicha práctica siempre ha estado muy relacionada con estos productos, pero, con el paso de los años, se fue extendiendo hasta cruzar las fronteras del país del sol naciente y abarcar otros campos.El número de seguidores del cosplay ha ido siempre en aumento, cada vez es más común ver a gente disfrazada en cualquier convención, y no es raro, hoy día, ver que en los estrenos de las grandes producciones de cine algunos grupos se reúnan ataviados con sus mejores galas en las salas de los cines. Los concursos de cosplay son muy habituales en las convenciones de cómics y en algunas se tiene la oportunidad de entrar gratis por llevar puesto tu disfraz.

Aquellos que se sienten cosplayers y que no lo hacen por una simple moda, intentan parecerse lo máximo posible al personaje. Pueden estar un año completo planeando como hacer el traje y en qué partes está dividido, qué materiales usar, como es su constitución física, su peinado, su maquillaje... Es más que una afición y supone casi una forma de vida, pues se sienten en la obligación de asistir a todos los eventos posibles y, a ser posible, estrenando vestido. Especialmente los cosplayers de integrantes de grupos de música japonesa no suelen participar en los concursos que tienen lugar en las convenciones, yendo a las mismas por el puro placer de lucir su trabajo.

Por lo general un cosplayer se hará su propio traje, aunque aquel que no sabe de costura o no quiere aprender, puede contratar los servicios de una costurera y pedir ayuda a la familia. Al haberse extendido tanto el fenómeno cosplay, también es posible encontrar gran cantidad de trajes y complementos en Internet. En general, los complementos son fabricados por ellos mismos, principalmente por la dificultad que supone conseguirlos o lo caros que pueden llegar a ser.














Ver más retratos en: fotoinfinity.blogspot.com

5 comentarios:

Sara dijo...

Pues yo no se si valdrá pero...yo cada año en carnaval disfruto un montón disfrazándome y este disfrute, comienza desde que pienso de que me voy a disfrazar hasta en la elaboración del traje y luego en el desfile, me encanta esto de meterme en la piel de otro personaje, porque es cierto que los disfraces te hacen como trasladarte a la época, tiempo o sitio con el que hace referencia tu disfraz.

Un abrazo

juan quintero dijo...

Que pasiones Rober, pues a mi la que mas me atrapa es la tercera, la de las tipas como enfermeras con sangre en la ropa. Cada quien con su rollo, para hallowen recuerdo de pequeño haberme disfrazado alguna vez, pero ya grande creo que no se ha dado la oportunidad. Hasta el rato.

Rober Capa dijo...

Gracias a los dos por sus comentarios amigos, ahi estamos pendientes siempre, inventando. Buen dia!

Anónimo dijo...

Para Juan Quintero.
Olá, suas fotos são maravilhosas. Aguardoo novamente a sua visita em meu blog e peço a gentileza de mandar-me seu e-ail, para comunicar-me contigo.
Abraços.
Carlos
casanaestrada.blogspot.com

Anónimo dijo...

por qué ya no están las fotos de los cosplayers? D: